Como ayuda el ejercicio a prevenir la diabetes

Pss!! Psss!! Si Tú, Compártelo Porfis!...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Como ayuda el ejercicio a prevenir la diabetes

Una de las formas más viables y menos demandantes para controlar la cantidad de azúcar en la sangre, reducir el riesgo de sufrir una “enfermedad cardiovascular”, y mejorar nuestra salud y bienestar en general, es hacer ejercicio.

A pesar de todos los beneficios de hacer ejercicio, el mundo de hoy es un mundo lleno de gente inactiva, donde casi todos los trabajos se realizan pasando mucho tiempo sentado en una cómoda silla frente a un computador, el ejercicio pasa a un segundo o tercer plano.

La importancia de hacer ejercicio

Todo el mundo debería hacer ejercicio, sin embargo, los expertos en salud nos dicen que sólo el 30% de la población de Estados Unidos obtiene la cantidad recomendada de treinta minutos de actividad física diaria, y el 25% no está activa en absoluto, en México todavía es más grave la cifra ya que llega a un escalofriante 56% de personas que no hacen ninguna actividad física. De hecho, se cree que la inactividad llega a ser una de las principales razones para el aumento de la diabetes tipo 2 en los EE.UU., debido a la inactividad y la obesidad promover la resistencia a la insulina.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para empezar a moverse, y el ejercicio es una de las maneras más fáciles de comenzar el control de tu diabetes. Para las personas con diabetes tipo 2, en particular, el ejercicio puede mejorar la sensibilidad a la insulina, disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, y promover la pérdida de peso.

La diabetes tipo 2

La diabetes está en aumento. El número de personas diagnosticadas con diabetes cada año aumentó en un 48% entre 1980 y 1994. Se encuentra entre las primeras causas de muerte en México (México ocupa el 6to. lugar mundial en número de personas con diabetes). Casi todos los nuevos casos son diabetes tipo 2 o del adulto, el tipo que se mueve en torno a la mediana edad. Los síntomas de la diabetes tipo 2 incluyen el aumento de la sed, el apetito y la necesidad de orinar; sentirse cansado, nervioso, o mal del estómago; visión borrosa; hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos.

Las causas de la diabetes tipo 2 son complejos y no completamente entendidas, aunque la investigación está descubriendo nuevas pistas a un ritmo bastante rápido.

Sin embargo, ya se ha demostrado que una de las razones para el auge de la diabetes tipo 2 es el ensanchamiento de cintura y la tendencia hacia un estilo de vida más sedentario e inactivo. En Estados Unidos, el cambio ha sido notable; en la década de 1990 por sí sola, la obesidad aumentó en un 61% y la diabetes en un 49%. En México 7 de cada 10 mexicanos tienen sobrepeso u obesidad.

thick-373064_640

Por esta razón, los expertos en salud instan a las personas que ya tienen diabetes tipo 2 a iniciar a hacer ejercicio regularmente y obtener los beneficios que puede hacer por su salud. Sin ejercicio, la gente tiene la tendencia a ser obeso. Una vez que están obesos, tienen mayores posibilidades de desarrollar la diabetes tipo 2.

Recientemente, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos informa que más del 80% de las personas con diabetes tipo 2 son clínicamente diagnosticadas con sobrepeso. Por lo tanto, ya es hora de que las personas ya sea que tengan o no diabetes tipo 2, empiecen a dar saltos, estirarse o cualquier otra forma de actividad física.

Los Primeros Pasos para Hacer Ejercicio

La primera orden del día con cualquier plan de ejercicios para bajar la panza, especialmente si eres una persona que lleva mucho tiempo sin hacer ninguna actividad  física, es consultar con tu medico. Si ya tienes factores de riesgo cardíaco, el médico puede querer realizar una prueba de esfuerzo para establecer un nivel seguro de ejercicio para ti.

Ciertas complicaciones diabéticas también pueden dictar qué tipo de programa de ejercicio puedes realizar. Las actividades como levantamiento de pesas, correr, o hacer ejercicios aeróbicos de alto impacto pueden posiblemente suponer un riesgo para las personas con retinopatía diabética, debido al riesgo de mayores daños de los vasos sanguíneos y el posible desprendimiento de retina.

Si ya estás activo en los deportes o haces ejercicio con regularidad, todavía te beneficiará hablar sobre tu rutina regular con tu médico. Si estás tomando insulina, puede que tengas que tomar precauciones especiales para prevenir la hipoglucemia durante tu entrenamiento.

 Comienza lento, más vale paso que dure que trote que canse

Para aquellos que tienen diabetes tipo 2, su rutina de ejercicios puede ser tan simple como una caminata enérgica por el vecindario en las noches. Si no has estado muy activo antes de ahora, comienza lentamente y poco a poco ve aumentando el esfuerzo e intensidad. Pasear al perro o salir al patio a limpiar el césped. Usa las escaleras en vez del ascensor. Deja el auto en la parte más alejada del estacionamiento  y camina. Cada pequeño cambio funciona, de hecho,  realmente te ayuda mucho.

Tan sólo con 15 a 30 minutos diarios, el ejercicio puede hacer una gran diferencia en el control de la glucosa en la sangre y en la disminución en el riesgo de desarrollar complicaciones por la diabetes. Una de las maneras más fáciles y menos costosos de empezar a hacer ejercicio es comenzar con un programa de caminar. Todo lo que necesita es un buen par de zapatos, y la decisión de salir de casa y caminar.

De hecho, no necesitas incurrir en ningún gasto para unirte a un gimnasio o para comprar algún equipo para hacer ejercicio, lo único que necesitas es la voluntad y la determinación de comenzar a hacer ejercicio para llevar una vida más saludable y libre de diabetes tipo 2.

Tu recompensa serían los frutos más dulces por tus esfuerzos de hacer ejercicio una vida más plena y sana.

 

Referencias:

Pss!! Psss!! Si Tú, Compártelo Porfis!...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
Loading...